¿Es posible desheredar a un hijo?

Aunque no se trate de una practica muy común, la respuesta a la pregunta es SI.

Es posible que en ocasiones las relaciones entre padres y hijos no son tan buenas como cabría esperar y, por diferentes motivos, se quiere desheredar a alguno de los hijos.

Para privar de la legítima a un hijo, es necesario hacerlo por testamento y aportando como causa una de las legalmente establecidas, no vale cualquier argumento. Si la desheredación se realiza y no se expresa su causa, no se prueba la misma o es distinta de las que se establecen legalmente, puede ser anulada por los tribunales.

 

Las causas más comunes de desheredación son las siguientes:

  • Los hijos no heredarán de sus padres si los han abandonado, corrompido o prostituido.
  • Tampoco heredará de sus padres el hijo que ha sido condenado en juicio por atentar contra sus vidas.
  • Tampoco heredará aquel hijo que acuse a sus padres de cometer un delito que pueda ser castigado con la pena de prisión grave (al menos 6 años), y que luego la acusación sea declarada calumniosa.
  • El hijo mayor de edad, que sepa que su/sus padre/s ha fallecido de forma violenta y no comunique su/sus muerte/s a la justicia, también será excluido del testamento.
  • El hijo que con amenaza, fraude o violencia obligue o impida a sus padres a hacer testamento, modificarlo u oculte maliciosamente el que se haya realizado, será desheredado.

Además de las causas anteriores, la ley contempla una serie de causas específicas para desheredar a los hijos y descendientes:

  • Negar alimentos al padre o ascendiente que realiza la desheredación.
  • Injuriar o maltratar gravemente ya sea de obra o de palabra.

Si se produce la desheredación alegando alguna de estas causas y se comprueba su veracidad, el heredero queda privado de toda participación en la herencia, incluida la legítima.

 

Un pensamiento en “¿Es posible desheredar a un hijo?

Deja un comentario