Archivo de la etiqueta: testamento ológrafo

Convertir la herencia en regalos de reyes

Ahora que todo el mundo está pensando en los regalos es un buen momento para pensar en planificar la herencia en familia, con tus padres o tus hijos.

No es ningún secreto que no se los pueden/nos los podemos llevar con ellos/nosotros por lo que ¿por qué no aprovechamos para regalarlos ahora que en la mayoría de las ocasiones es casi gratis desde un punto de vista fiscal y probablemente un regalo inmejorable y que tiene un peso sentimental de indudable valor?.

Podemos hacer una lista de activos financieros por los que tiene sentido hacer la donación desde un punto de fiscal pero evidentemente existen otros tipos de activos que podríamos aprovechar para convertirlos en regalos de Reyes como son colecciones de cualquier tipo, joyas, cuadros, ropa de la familia (abrigos de visón, bastones, etc.) que serán muy bien recibidas por nuestros hijos, sobrinos, hermanos y a los que anticiparemos de alguna manera ese regalo que de todas maneras iban a recibir.

Feliz Año y nuestros mejores deseos para el 2013 y siguientes¡¡

Ventajas y desventajas del testamento ológrafo

El testamento ológrafo es un tipo de testamento que no requiere de solemnidad alguna, ya que es redactado a mano y firmado por el propio testador.

Requisitos: 

  1. Para poder otorgar el testamento ológrafo es indispensable ser mayor de edad;
  2.  Quien quiera realizar este tipo de testamento no podrá valerse de terceros o de medios mecánicos para su redacción. La Ley dice que el testamento ológrafo (como sugiere el nombre) ha de ser escrito por el propio testador y de su puño y letra;
  3. El testador o persona que realiza el testamento ológrafo, tiene que firmarlo indicando expresamente el año, mes y día en que lo ha realizado. 

La falta de alguno de estos requisitos convertiría el testamento ológrafo en nulo.

Sería nulo si el mismo contuviese“palabras tachadas, enmendadas o entre renglones”. Y si hubiesen, es preciso que el testador haga constar mediante su firma al margen su conformidad con cada una de las tachaduras o modificaciones que realice en el texto.  Es evidente que lo que se pretende evitar es que el testamento pueda ser modificado por terceros una vez otorgado.

Ventajas: 

  1. Este tipo de testamento es muy simple de otorgar y no requiere ningún tipo de formalidad;
  2. El testador no debe asumir ningún coste a la hora de otorgar testamento;
  3.  El testador mantiene el secreto sobre el contenido del testamento, nadie más a parte el conoce el contenido del mismo.

Desventajas: 

  1. Aunque sea poco costoso en su origen, genera grandes gastos para los herederos.
  2. Por otro lado, al no hacerse mención a la capacidad del testador, puede darse la situación de que los herederos impugnen el mismo al cuestionar su capacidad para otorgar el testamento, lo que puede generar nuevos costes.
  3. Puede producir problemas a la hora de la validación.
  4. El testamento tiene que ser validado en el plazo de cinco años desde que se haya producido la muerte y deberá ser presentado por quien lo haya tenido depositado o por cualquier interesado, ya sea heredero, legatario, albacea.
  5. Las personas que se vean desfavorecidas por el testamento pueden poner en duda la capacidad del testador a la hora de otorgar su testamento.
  6. El testador, desconociendo las normas que regulan el contenido de los testamentos, puede cometer errores que impidan la efectividad de sus últimas voluntades, como por ejemplo en caso de que no se respetasen las legítimas.
  7. Este tipo de testamento puede ser destruido o perderse.
¿Como se valida el testamento ológrafo?

Una vez el Juez reciba el testamento, procederá a su apertura. Tres testigos tendrán que “reconocer la letra y la firma” del testador. Una vez que el Juez ha determinado la identidad del testamento y la validez del mismo, procederá a ordenar su protocolización ante el Notario que corresponda. En caso de que el Juez no validase el testamento, los interesados podrán entablar las acciones legales que correspondan frente a esa decisión.

 

Los tipos de testamento

Existen varios tipos de testamentos, que normalmente se suelen dividir en dos grandes categorías: los comunes y los especiales.

Hoy en MyPatrimony hablamos de los testamentos comunes. 

Los testamentos comunes son los siguientes:

  • ológrafo redactado a mano y firmado por el propio testador;
  • abierto se otorga ante Notario, quien conserva el original del documento;
  • cerrado el testador, sin revelar cuál es su última voluntad, declara que ésta se encuentra contenida en un ‘pliego’ que entrega al Notario.

Principales características de los testamentos comunes: 

  1. Testamento Ológrafo: debe ser escrito en su totalidad por el testador, contener su firma y la fecha en que se otorga.

El Juez de Primera Instancia del domicilio del testador será quien tendrá que convalidar el testamento en el plazo de 5 años contados desde el día en el que se produce su fallecimiento. Si no se presenta en este plazo, el testamento no será válido.

La persona que lo conserva en su poder, tendrá que presentarlo al Juzgado en el plazo de 10 días desde que tenga conocimiento de la muerte del testador.

El juez abrirá el testamento y citará a testigos para que declaren si la letra del testamento coincide con la del fallecido.

En caso de que la letra coincida, el juez dispondrá la formalización del testamento, por lo que a partir de este momento podrán iniciarse las operaciones de partición y adjudicación de herencia.

2. Testamento abierto, se realiza ante notario y normalmente es necesaria la intervención de dos testigos si el testador:

  • No sabe o no puede firmar.
  • Es ciego.
  • No sabe o no puede leer por sí mismo el testamento.
  • Cuando así lo solicite el Notario.

 3. Testamento cerrado puede estar escrito de puño y letra o mecanografiado o escrito por un tercero. El testador deberá firmar en todas las hojas. El testamento se introducirá en un sobre o envoltorio de modo que no pueda extraerse del mismo sin romperlo y se depositará ante el Notario que deba autorizarlo.

El Notario y la persona que tenga en su poder el testamento cerrado, debe ponerlo en conocimiento del juez en el plazo de 10 días desde que tenga noticia del fallecimiento del testador.

Los testamentos arriba mencionados tienen en común la característica de ser muy genéricos, estáticos, ya que normalmente una vez hechos no se suelen modificar,  y sin ultimas voluntades.

Con la herramienta de MyPatrimony es posible subsanar estas limitaciones, pudiendo registrar todo tipo de bien, que tenga un valor económico o sentimental, sin limitaciones, y indicando para cada uno de ellos a quien se deja y donde encontrarlo, pudiendo adjuntar, también, fotos y documentos.